7 de marzo, lunes — 66

Últimamente no estoy teniendo ganas de estar escribiendo cosas contando mi vida, se me pasa de largo. Mi estado de ánimo es muy bueno, no estoy triste como solía estar hace casi 1 año, avancé demasiado. Simplemente me olvido de escribir porque estoy concentrado con otras cosas más interesantes u ocupado con el trabajo. Conseguí un aumento de sueldo en el trabajo y eso me pone de buen humor. Estoy bien con la gente que me rodea y me pone más de buen humor. Me cuesta pensar que puede pasar algo que arruine toda esta situación cotidiana. Estoy bien así como estoy. Decir que estoy feliz es exagerado pero quizás lo esté logrando de a poco. Esa felicidad inalcanzable, ¿qué tan inalcanzable es? Quizás, de una manera etérea, ya esté conectado con ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.