26 de abril, martes — 116

«Vivimos en un universo donde nada es verdad, aunque alguna información puede ser útil para propósitos relativos. Nos corresponde a nosotros decidir lo que queremos considerar significativo, bueno o divertido. El universo se divierte constantemente y nos invita a hacer lo mismo. […] Si hubiera un propósito para la vida, el universo y todo, sería mucho menos divertido. Sólo podríamos acompañarlo tímidamente o luchar una heroica pero inútil batalla contra él. Tal como están las cosas, somos libres de tomar libertades disponibles y hacer lo que queramos con ellas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.